IDI Blog

Instituto Dental Internacional

Miedo al dentista o fobia dental

Andrea Vizcaíno

Andrea Vizcaino

Lo prometido es deuda. Como os comentamos en la primera entrada en la que os contábamos el origen y procedencia de IDI, os escribiremos cada mes para contaros e informaros sobre aspectos que consideramos relevantes para vuestra salud oral.

Hoy os vamos a hablar del MIEDO AL DENTISTA o FOBIA DENTAL.

Me presento. Soy Andrea Vizcaíno (psicóloga especializada en Psicología Clínica) colaboradora con IDI. Podríamos decir que soy la amiga que siempre está cuando IDI me necesita.

IDI y yo tenemos muchas cosas en común. Ambos estamos muy comprometidos con la salud y el bienestar de nuestros pacientes. Coincidimos en que el acudir al dentista no siempre se vivencia como una situación agradable, ya que muchas personas (niños y no tan niños) sienten miedo por si les hacen daño, etc. La verdad que son muchas más personas de las que nos podemos imaginar las que realmente tienen miedo a acudir a su clínica dental. De hecho, es un problema reconocido por la Organización Mundial de Salud (OMS) y por diversas sociedades e instituciones de odontología de todo el mundo como un trastorno con implicaciones negativas muy importantes para la salud física y la calidad de vida de quien lo presenta,

Y os preguntareis…¿por qué desarrollamos una respuesta de miedo?

Bueno pues es importante que sepamos que el miedo puede estar generado por varios motivos. Una opción es que el paciente haya adquirido este miedo por ver a familiares o personas de su entorno mostrar miedo y/o nerviosismo cuando se acerca su cita dental, o puede que haya tenido alguna experiencia negativa directa en la que experimentara dolor, incomodidad, agobio por el ruido, temor a las inyecciones de anestesia, etc. Es por ello, que sobretodo en el caso de los niños y niñas, el papel de la familia es muy importante. Debemos evitar en la medida de lo posible que el niño asocie una intervención dental como una situación amenazante dado que las sensaciones físicas que manifestará puede que incrementen su sensibilidad al dolor. Las reacciones fisiológicas más comunes al miedo son tensión muscular, náuseas y, en alguna ocasión desmayos (sucede muy raramente).

 

Y…¿qué podemos hacer?

Como os comentaba, para nosotros es fundamental la salud y el bienestar de nuestros pacientes por lo que no nos podemos permitir que muchos pacientes abandonen su salud bucodental por temores que tienen solución. ¡¡¡El miedo tiene solución!!! Queremos que las visitas a nuestro centro sean visitas agradables, en las que los miedos se queden en la puerta de entrada. Es por ello que basándonos en la evidencia científica, aplicamos medidas de intervención conjunta psicología-odontología, en las que trabajamos estos miedos de un modo muy personalizado y de forma muy gradual hasta que conseguimos que el paciente elimine por completo su respuesta de miedo. Os decía que nos basamos en la evidencia científica, dado que está reconocido que la terapia psicológica cognitivo – conductual es el modo adecuado para trabajar este tipo de temor. Y qué casualidad…resulta que la terapia cognitivo-conductual es mi forma de trabajo 🙂

Debemos reconocer que muchas veces el temor a una intervención dental, no siempre es irracional. Sobretodo en aquellos casos en los que el paciente ha tenido una experiencia anterior negativa, es decir, en alguna ocasión ha ido al dentista y le han hecho daño o no le ha resultado del todo agradable. Es por ello, que no solo trabajaremos el miedo a nivel psicológico sino que contaremos con medidas técnicas como es la sedación.

Sabemos que el miedo no entiende de edades, por lo que nuestro trabajo está dirigido tanto a niños como a adultos.

Y como sé que sois muy curiosos imagino que os estaréis preguntando ¿qué es eso de la terapia cognitivo – conductual? Os informo, no os preocupéis. Dentro de la psicología clínica hay diferentes formas o corrientes para trabajar. La Terapia Cognitivo – Conductual podríamos decir que es de las más prácticas, en el caso de la fobia dental consiste en enseñar al paciente a de forma gradual ir cambiando sus pensamientos respecto a la intervención dental y a su vez, ir adquiriendo herramientas o recursos que le ayuden a bajar su nivel de tensión emocional para poco a poco enfrentarse a la situación temida. Y todo esto, junto con el apoyo del equipo dental es un éxito asegurado.

Si queréis conocer un poco más de mi y sobre mi trabajo os invito a que visitéis www.policlinicamaio.com

¡¡¡¡Os deseo un feliz día y muchas sonrisas!!!!

Andrea Vizcaíno.

Compartir este post:
puntual.blogadminMiedo al dentista o fobia dental