IDI Blog

Instituto Dental Internacional

Prevención temprana en niños

¡Buenos días! Mi nombre es Ana Sánchez Arenas, soy higienista en este maravilloso equipo llamado IDI.  Siempre me ha llamado mucho la atención la estética dental y las sonrisas bonitas, incluso antes de dedicarme a ello; pero algo que me encanta dentro de este ámbito son los niños, poder educarles y enseñarles cómo llevar una buena higiene dental, a ellos y sus familiares. Yo os hablaré de la importancia que tiene la salud e higiene bucodental en niños.

Es importante que los padres o cuidadores conozcan la técnica correcta del cepillado de dientes así como las pastas y enjuagues que deben usar para poder transmitírselo a los más pequeños porque si el procedimiento no se aprende bien desde el principio, luego resulta difícil de corregir.

El cuidado de la higiene bucal debe empezar con la salida del primer diente para establecer los hábitos adecuados que garanticen la salud dental cuando crezcan. Sin embargo, a veces resulta complicado saber cómo conseguir que los más pequeños sean conscientes de la importancia que tiene que cuiden sus dientes a diario. Cuidar la higiene bucal en niños es igual o más importante que la de los adultos, ya que su esmalte no tiene la dureza que de un diente definitivo por ello durante los primeros años de vida  es recomendable que adquieran hábitos que a futuro pueden ayudarles a tener una correcta salud bucodental.

Voy a intentar resolver las dudas que más preocupan a los padres en nuestro trabajo diario en consulta.

¿Qué enjuague o pasta  es recomendable para ellos?

Primero de todo cabe decir que el cepillado es lo más efectivo para conseguir una buena higiene, independientemente de la pasta o enjuague que usemos.  Debemos elegir la pasta que más se adapte a sus necesidades y su edad.

Hace muy poquito salió un estudio que explicaba que ya no es suficiente con enjugues y pastas con 1000 ppm de flúor, se ha demostrado que no protege de manera adecuada  sus dientes como debería, por ello la cantidad óptima de concentración de flúor es de 1500ppm a partir de los 6 años  que se encuentran en la edad de mayor incidencia de caries. Siendo recomendable en menor concentración entre los 2 y 5 años, es decir, entre 500-1000 ppm.

¿Qué alimentos debemos evitar en los más pequeños?

Hoy en día la mayoría de alimentos de nuestra dieta lleva muchos azúcares añadidos, incluso en alimentos que no imaginamos,  como por ejemplo el pan de molde.

Debemos promover una dieta sana y equilibrada, que contenga fruta y agua evitando la bollería industrial y los zumos en brick (aunque ponga “sin azucares añadidos”), todo tipo de bebidas envasadas  o picar entre horas ya que estaríamos exponiendo sus dientes a los azúcares de manera permanente.

¿Cuantas veces al día deben cepillarse los dientes?

Tenemos que conseguir de manera educativa y a la vez tratando de hacerlo como un juego para ellos, que se cepillen los dientes cada vez que coman, debemos finalizar  con  un repaso para verificar que ellos lo hayan hecho bien hasta los 8 años,  y así poder recompensarlos, sin que lo vean como algo monótono.

¿Seda dental en niños sí o no?

Normalmente las caries en niños aparecen entre dientes (debido al aumento de ingesta de líquidos azucarados en nuestra dieta) aunque se cepillen el número de veces adecuado porque el cepillo no puede acceder a esas zonas,  por eso mismo,  si no usamos seda dental aparecerán caries que no sabremos de su existencia hasta que la muela o el diente se rompa. Siempre recomendamos su uso ya no solo en niños,  sino también en adultos, el uso de seda o hilo dental realizado por los padres hasta que los más pequeños desarrollen la destreza  suficiente para usarlo por sí mismos.

¿Cuándo debo llevarles por primera vez y cada cuánto tiempo?

La primera visita al dentista debe ser con la aparición del primer diente para poder enseñar a los padres un método eficaz de cepillado ya desde bebes, posición, tipo de cepillo, técnica… Y la periodicidad debe ser cada 6 meses, ¿por qué con más frecuencia que un adulto? os estaréis preguntando,  Pues eso es debido a 3 razones, la primera que  la boca de un niño está en continuo cambio y en pocos meses se producen cambios muy importantes que debemos supervisar.  La segunda razón es que las caries en dientes de leche avanzan más rápidamente que en los adultos debido a que su composición es más porosa. Y la última y quizá la más desconocida es que no debemos traerlos sólo cuando tienen algo que tratar ya que si hacemos revisiones rutinarias el niño se acostumbrara a acudir al dentista sin miedo y evitaremos la fobia dental muy extendida entre toda la población.

¿Enjuague de flúor sí o no?

En este tema existe mucha controversia debido a la creencia de que el flúor es tóxico para el organismo, pero a las concentraciones que lo encontramos en los enjuagues y pastas es imperceptible.  Además es cierto que se ha demostrado científicamente que el flúor es un buen defensor frente a las bacterias que provocan las caries, por tanto,  la respuesta es . Debemos usarlo en niños a partir de los 6 años(en algunos casos antes siempre valorado por el profesional)

Espero haber solucionado algunas dudas sobre la salud bucodental de los más pequeños de la familia, ya que si seguís todos mis consejos  ayudará a que vuestros hijos conserven sus dientes de leche en perfectas condiciones hasta que se exfolien y los dientes definitivos salgan en su espacio correspondiente sin tener que realizarles tratamientos invasivos que a futuro agradecerán. Para finalizar me gustaría  haberos trasmitido la importancia de empezar con el cepillado lo más pronto posible, es la clave de todo.  Estaré encantada de resolver vuestras dudas en la consulta, no dudéis en pedir cita.

En IDI nos encantan los más pequeños, muchas veces evitados por muchos dentistas por ser en numerosas ocasiones difíciles de tratar. En nuestra clínica, las doctoras y las higienistas que tratan a los más peques demuestran cada día su pasión por esta especialidad de la odontología y  disfrutan con la simple recompensa de una sonrisa de un niño que tenía mucho miedo y sale sonriendo y orgulloso a ver a sus papas. “Cuándo te apasiona lo que haces, el resultado es inmejorable”

Compartir este post:
puntual.blogadminPrevención temprana en niños